Mi ático lunar abandonado: III

sábado, 28 de febrero de 2015

III

Pobre de aquel que sienta 
como yo siento,
que ame como yo amo.

Sufrirá como yo sufro
y llorará como yo hago.

Pobre de aquel que viva
como yo quiero;
que muera sin un descanso.

Su entusiasta corazón
sangra un poco a cada paso.

Pobre de aquel que, como yo busco,
busque;
¡pobre necio esperanzado!

Que por querer vivir más
muera joven, 
desdichado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario